Noticias

[Costa Rica] Seminario Bíblico “La alegría de los Justos”



Más de doscientas personas, se reunieron para el Gran Seminario Bíblico, en la Iglesia Central de la Misión Buenas Nuevas, Costa Rica.







Por la gracia de Dios disfrutamos durante 3 días del seminario en nuestra iglesia central, este fue un evento lleno de la alegría del Señor. Los jóvenes del Grupo de Acapella cada noche nos transportaron al continente africano con las alabanzas en suajili y una gran alegría en sus corazones por poder alabar al Señor; y el Coro Hosanna deleitó nuestros oídos con alabanzas que nos muestran el amor del Padre.












Aunque disfrutamos muchísimo de las presentaciones fue al llegar la predicación del Pastor David Kwon cuando pudimos encontrar la verdadera felicidad. El tema de este seminario: “La Felicidad de los Cristianos“.








Por medio de la historia de la mujer samaritana, de San Juan 4: 3-26, podíamos reflejar la forma humana de buscar la felicidad. Desde muy pequeños vivimos completamente enfocados en buscar la felicidad; por eso los niños buscan jugar, los jóvenes buscan una pareja para ser felices, y los adultos buscan buenos trabajos o viajes para ser más felices. Y aunque con todo eso aparentemente se llega a una felicidad, esta no es permanente, ni llena completamente el corazón. Al igual que como el corazón de la mujer samaritana, no fue feliz ni con su primero, ni su segundo,… ni su quinto marido; así nosotros no somos felices con nada físico o material, y es por eso que seguimos explorando en nuestra vida.

Hemos buscado la felicidad en donde no está; por ejemplo, si nuestro carro de gasolina se está quedando sin combustible, aunque nos ofrezcan el mejor diesel del mundo, no podemos llenar nuestro tanque de gasolina con diesel; porque estropeaba el motor de nuestro automóvil.

En el libro de Jeremías 2: 13 dice: “Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.”







“Bíblicamente, nuestro error fue alejarnos del Padre, que es quien tiene el agua viva; para buscar nuestra propia forma de retener el agua. Porque aunque la Biblia nos dice que nuestra cisterna está rota, seguimos luchando por retener el agua en ella; es decir, que en corazones rotos, queremos guardar la felicidad sin que se nos vaya, pero esto no es posible.”

“Nuestro corazón fue creado por Dios, que dio a Jesús como el único método de llenar nuestro corazón; por eso lo nombró nuestro esposo, nuestro apoyo y ayudador. Pero nosotros sin reconocer que nuestro problema fue alejarnos de Dios, seguimos sin volvernos a Dios; y continuamos buscando la felicidad, donde nunca la encontraremos.”

Durante el segundo día del Seminario, aprenderemos profundamente sobre la historia de la mujer samaritana, y cómo llegar a tener un esposo verdadero.







Esperamos que los más de 30 invitados sigan teniendo comunión con nosotros y podamos vivir en la verdadera felicidad del Señor eternamente, disfrutando de la obra perfecta de su justificación.