Noticias

[ECUADOR]- SEMINARIOS BÍBLICOS ZONALES

QUITO, DEL 26 DE JUNIO AL 31 DE JULIO DE 2017


“ZONAL GUAMAN”

FUE EL PRIMERO DE LOS DIEZ SEMINARIOS BÍBLICOS ZONALES QUE SERÁN DIRIGIDOS POR LOS HERMANOS CASADOS, OBREROS Y DIÁCONOS DE LA IGLESIA MISIÓN BUENAS NUEVAS DE QUITO.
 

Los hermanos que viven al sur de la ciudad pudieron avanzar con fe en la preparación del seminario. Al finalizar sus corazones sintieron mucho agradecimiento al constatar que las personas que nunca habían escuchado este evangelio recibieron la salvación y querían escuchar más de la Palabra.

La noche del lunes 26 de junio la casa de la familia Ocampo se transformó en un salón lleno de sillas dispuestas para recibir a las personas que fueron invitadas a escuchar la Palabra de Dios.

El expositor fue el obrero David Cartuche, quien compartió la palabra de 2da de Reyes 5, sobre Naamán y cómo este gran general del ejército al humillar su corazón y seguir la guía de Samuel, pudo ser sanado de su lepra. Así fue que los asistentes escucharon que al cambiar la posición de nuestro corazón, podemos recibir el corazón de Dios, el perdón de los pecados y nacer de nuevo.

Aunque esa primera noche no llegaron muchas personas nuevas, los hermanos de la Misión que asistieron para acompañar al seminario abrieron sus corazones para conversar con ellas y conocer cómo estaban después de haber escuchado el mensaje. Al principio casi no querían hablar, pero poco a poco fueron expresando sus dudas y confusiones. El interés por escuchar más la palabra era evidente.

Entonces, la segunda noche del seminario volvieron con más acompañantes. Esa noche los testimonios de los hermanos sobre cómo Dios había cuidado sus matrimonios o cómo habían cambiado sus vidas al saber que estaban libres del pecado, despertaba aún más la curiosidad de los invitados.

El expositor, a través de Génesis 27, podía profundizar sobre la salvación que recibimos solamente por gracia. Negándonos a nosotros mismos, como lo hizo Jacob, apoyándonos en lo que hizo Jesucristo en la cruz, podemos recibir la bendición de ser hechos hijos de Dios. Estas buenas nuevas alegraban el rostro de los invitados. Saber que no es por nosotros mismos que podemos ser salvos sino por la obra de Jesucristo daba una nueva esperanza a quienes esa noche recibieron o confirmaron su salvación.

“YO NO ENTENDÍA PORQUÉ DECÍAN QUE NO TENEMOS PECADO, NO PODÍA ACEPTAR ESO, PERO AHORA SIENTO MUCHA ESPERANZA, Y ANHELO SEGUIR ESCUCHANDO ESTE EVANGELIO”.










“ZONAL CARAPUNGO”

FUE EL SEGUNDO DE LOS DIEZ SEMINARIOS BÍBLICOS ZONALES QUE SERÁN DIRIGIDOS POR LOS HERMANOS CASADOS, OBREROS Y DIÁCONOS DE LA IGLESIA MISIÓN BUENAS NUEVAS DE QUITO.


Los hermanos que viven al norte de la ciudad pudieron avanzar con fe en la preparación del seminario, y compartir el evangelio con varias personas nuevas.

Siguiendo con el ciclo de seminarios bíblicos zonales, desde el jueves 29 de junio al 1 de julio se realizó el segundo seminario zonal en el sector de Carapungo.

El expositor fue el hermano Diego Cuvi quien podía tocar el corazón de las personas nuevas a través de la historia de Naamán que está en 2 de Reyes, a través de Juan 6 y Hebreos 10.












*Misión Buenas Nuevas*