Noticias

[México] El gran fundamento de la vida de creencia

6 de junio de 2017


Del 3 al 5 de junio se realizó el Seminario Bíblico en el Hotel Lepanto de la Ciudad de México.




Hermanos de las diferentes iglesias de México asistieron, además de algunos ministros de Latinoamérica, puesto que por las mañana ellos tuvieron un retiro con el expositor invitado. Además, este Seminario Bíblico se pudo transmitir en vivo mediante la página de Facebook de la Misión Buenas Nuevas – Oficial, en la cual muchas personas de diferentes partes de la República Mexicana y de otros países pudieron escuchar todo el programa del seminario.





Durante tres noches, se realizaron las presentaciones musicales por los misioneros temporales y el grupo “Sin Nombre”, las cuales prepararon el corazón de los asistentes.







El pastor expositor Jin Sung Kim de Corea del Sur durante el Seminario Bíblico compartió con alegría y entusiasmo acerca de cómo llevar la vida de creencia. Explicó mediante 1 de Samuel capítulo 7 versículos 3 y 4 sobre como el profeta Samuel hablaba al pueblo de Israel que no sirvieran a dioses ajenos y sólo sirvieran a Dios.

El pastor comentaba que así debe ser la vida de creencia, “creer únicamente en la Palabra de Dios y no aceptar los pensamientos“, pero la mayoría de la gente cree llevar la vida espiritual similar a la Palabra, pero si siente carga o difícil es porque no la está llevando conforme la Biblia.






Además compartió sobre porque el hombre sufre y es debido a que no acepta y abandona la Palabra de Dios y sólo oye la voz de sus pensamientos, es decir a Satanás, pero si el ser humano acepta la voluntad de Dios puede vencer aquellos pensamientos y obtener la Fe, la cual es unir el corazón con Jesús.



El último día, el pastor Jin Sung Kim habló del secreto para llevar una vida de creencia victoriosa la cual consiste en tomar la espada (la Palabra) y atacar a los pensamientos que provienen de Satanás.



Los presentes se identificaron con cada una de las palabras del expositor y llenaba de esperanza el corazón de ellos.




La Misión Buenas Nuevas México y las personas que sintonizaron la transmisión del seminario vía Facebook pueden tener gran esperanza para continuar compartiendo este precioso evangelio con un corazón renovado.






*Misión Buenas Nuevas*