Noticias

[México] Una fe como la de Elías

22 de mayo de 2017

A pesar del clima adverso, el día 21 de mayo del presente año, Dios concedió que se llevará a cabo el “Culto al Aire Libre” de la Iglesia Buenas Nuevas Monterrey en el “Parque San Francisco” situado en Apodaca, Nuevo León, a veinte minutos de la iglesia.

Dios dio un testimonio a los miembros de la iglesia, por medio de la palabra de Santiago 5:17 que compartió el pastor Edgar Barajas un día previo al evento, ya que se pronosticaba lluvia durante el día del culto, pero a través de esta palabra podía recordarles a la congregación que aunque estén llenos de debilidades Dios los escucha, como en otras ocasiones Dios escuchó la oración del pastor Ock Soo Park y de los hermanos cuando se realizaba el Campamento Mundial en Corea del Sur, así tuvieron esperanza que pidiéndole a Dios, Él podría quitar la lluvia para poder realizar el culto y las actividades al aire libre. Los hermanos vieron claramente como Dios escuchó la oración e increíblemente a la hora de iniciar el culto comenzó a parar la lluvia.



El evento dio inicio con presentaciones del grupo “The Righteous Stars” y del coro “Mercy” con el propósito de abrir y preparar el corazón de los hermanos para escuchar la palabra de Dios.




El pastor Edgar Barajas compartió la palabra con el libro de Proverbios 30:24-28 explicando que la verdadera sabiduría es cuando los hermanos encuentran su debilidad y a través de esto conectan su corazón con la iglesia y el siervo.

Tal como el ejemplo de estas cuatro pequeñas creaciones de Dios, mencionados en la palabra, eran tan débiles pero Dios puso en ellos sabiduría en cada uno de ellos, y así podían vivir seguros.




Para los pequeños de la iglesia se realizó el culto de niños donde también tuvieron oportunidad de escuchar la palabra de Dios. Por medio de la historia del libro de Éxodo sobre la última plaga enviada a Egipto, se explicó que ya ha muerto alguien más por el primogénito, refiriéndose a Jesucristo y de tal manera ya no hay que ofrendar algún sacrificio por la paga del pecado estando en libertad a través de la sangre que derramó Jesús.



Después del culto, por la tarde se tuvo un tiempo de convivencia mediante juegos, y actividades de recreación, así los hermanos pudieron pasar un buen tiempo de comunión.






Este Culto al Aire Libre fue de mucha bendición para los hermanos, ya que todos terminaron con gozo en sus corazones, además de unirse por medio de la palabra y como una gran familia en Cristo.