+52 55 6284 5417
Noticias

24 de Septiembre de 2017.


“A 32 años del gran terremoto, México vuelve a temblar. Los miembros de la Misión Buenas Nuevas Mexico se suman al apoyo de los damnificados.”




El 19 de septiembre a las 13:14 horas México tuvo un sismo de 7.1 en la zona centro sur del país. La Capital y otros tres estados de la república sufrieron grandes perdidas durante los tres minutos y veinte segundos que duró el sismo. En Ciudad de México la cifra de fallecidos ha alcanzado ya los 153 y la cifra total sumando Morelos, Puebla y Estado de México, se acerca a los 300. A pesar de que el epicentro fue entre los estados de Morelos y Puebla, el lugar con mayores perdidas ha sido la capital.










Ante esta catástrofe las tareas de búsqueda y apoyo a los damnificados no se han detenido. Los ciudadanos mexicanos demostraron solidaridad uniéndose a la causa para ayudar en la localización y rescate de las personas que quedaron entre los escombros.











Por la gracia de Dios, después del temblor, los ministros encargados de las respectivas iglesias ubicadas en las zonas damnificadas, lograron contactar con la iglesia central para informar que sus iglesias y sus miembros se encontraban bien. En el caso del local de la iglesia principal de México, ubicada en una de las zonas más afectadas de la capital se encuentra a salvo aunque algunas paredes se han quebrado y en cierta zona el techo cayó.










Los hermanos de la iglesia central y aledañas a la capital se reunieron por la mañana del día 20 de septiembre para apoyar a los damnificados. Después de juntar víveres, productos de cuidado higiénico y medicamentos, los miembros se dividieron en varios grupos y se dirigieron a las principales áreas de acopio para entregar las donaciones.














Al llegar a las areas de acopio, los hermanos quedaron asombrados al ver la disposición de miles de ciudadanos a la causa. Desde la calle cargando escombros, hasta los albergues para recibir a quienes perdieron su hogar. Voluntarios que sin pertenecer a corporación o dependencia alguna han trabajado durante horas o más de un día para ofrecer toda la ayuda posible.












Mientras los hermanos apoyaban en las diferentes areas de acopio, un nuevo equipo se formó frente a la iglesia central de la Misión Buenas Nuevas Mexico, para recaudar donaciones. En corto tiempo lograron juntar dos camionetas enteras de víveres y medicamentos que de inmediato fueron distribuidos.












Ante el sismo sucedido el 19 de septiembre del presente año los hermanos pudieron agradecer a Dios y reconocer el gran valor del sacrificio de Jesús por sus pecados. Además de sentir la necesidad de anunciar el evangelio a la mayor cantidad de mexicanos posibles.

Ya han pasado cinco días desde el sismo, sin embargo la cantidad de fallecidos y desaparecidos van en aumento. Los miembros de la Misión Buenas Nuevas México piden oración por su país ya que Dios es el único que puede traer la paz dentro de esta tormenta. No cabe duda de que después de este suceso muchos ciudadanos serán dirigidos al evangelio y el nombre del Señor Jesús será glorificado.

0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 63NO NEW POSTS