+52 55 6284 5417
Noticias

07 de noviembre de 2017


El Retiro Nacional 2017 reunió a los hermanos de todo el país para recibir una nueva esperanza.
}







Del 2 al 5 de noviembre, durante el feriado por el Día de los difuntos, los hermanos de la Iglesia de Ecuador se reunieron en las instalaciones del Seminario Teológico Nazareno para participar del Retiro Espiritual 2017. En esta ocasión el Pastor Enmanuel Kim, quien ministra en República Dominicana llegó al país para compartir la palabra de Dios.


Antes de iniciar el Retiro, los jóvenes de la Iglesia prepararon detalladamente cada presentación que abriría el corazón de los hermanos y de los invitados que aún no conocían la Palabra y no habían recibido la salvación.


Presentaron acapelas de África, danzas de The Righteous Stars, canciones especiales de la Banda Eben-ezer y del Coro Eben-ezer, además de danzas culturales que arrancaron la sonrisa de todos.

















Durante el Retiro, también los hermanos casados pudieron servir en diferentes áreas. Ya sea desde la cocina preparando una rica comida, o desde el salón de culto, o incluso sirviendo en la limpieza, todos unidos para que el Retiro Nacional se desarrolle adecuadamente.










Un mensaje claro y rotundo llegó a los hermanos de la Iglesia en Ecuador


El pastor Kim anunció a los hermanos que Dios está trabajando mucho en Ecuador. Este país es muy hermoso, dijo, “pero lo más hermoso es lo que Dios está haciendo aquí. Dios entregará todo el país a la Iglesia Buenas Nuevas”, anunció el pastor. Al escuchar este mensaje el rostro de los hermanos se llenó de esperanza y gozo y todos exclamaron un rotundo “Amén”.








El primer día el pastor Enmanuel Kim compartió el libro de Rut. ” aunque Belén era la ciudad de donde vendría un guiador, Nohemí se dejó llevar por su propio punto de vista y fue engañada para apartarse de Belén e ir a Moab. De la misma manera, dependiendo de quién sea dueño de una persona, así será llevada su vida. Mediante esta palabra, el pastor invitó a los hermanos a revisar su vida de creencia, a reconocer que no son nada delante de Dios y a desechar su propio punto de vista que solo los aparta de Dios.”


Dos bendiciones tiene el justo, aclaraba el pastor Kim: la Iglesia y el pastor que guía a las ovejas. Así como de Belén saldría un guiador, dijo el pastor expositor, lo mejor para la vida de creencia es levantar un guiador para nuestros corazones.







Los hermanos de Ecuador recordaron a través de la palabra que compartía el pastor Kim:  no deberían tener ninguna expectativa en sí mismos, sino que deberían confiar solamente en la palabra de Dios, refugiarse en la Iglesia y confiar en la guía de los siervos. Cuando olvidan quiénes son, empiezan a confiar en sí mismos, por encima de la Palabra, pero si tienen cero por ciento de expectativas en sí mismos y creen cien por ciento en la palabra de Dios, podrán ser guiados fácilmente. Así la vida de fe se vuelve muy fácil. Pero mientras tengan uno por ciento de esperanza en sí mismos ese pequeño porcentaje de autoconfianza les impedirá recibir la palabra y la guía de Dios.”


En las reuniones grupales que se realizaron en la noche para cerrar la jornada, muchos reconocieron que aunque dudaron en asistir al Retiro, sentían mucho agradecimiento de que Dios los haya llevado porque las presentaciones, actividades y sobretodo la palabra que escucharon este primer día habían llenado sus corazones de esperanza, y la felicidad de sus rostros no podía esconderse.

0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 64NO NEW POSTS